Combatir el alzheimer: ¿cómo retrasar la demencia?

Combatir el alzheimer

Imagina el típico domingo en el centro de la ciudad. Mucha gente mirando tiendas, otros que compran un helado, las terrazas llenas… Y tú llegas tarde. Vas avanzando entre la gente, tratas de buscar el hueco entre un grupo de amigos y avanzas deprisa. Sólo piensas en que estás llegando tarde y estás empezando a impacientarte.

De repente, la avenida se estrecha: han puesto unos tenderetes y hay poco espacio entre los coches aparcados y la gente que está comprando. Quieres ir deprisa, pero ante ti aparece una mujer mayor: tiene todo el pelo blancocamina muy lentamente y tiene la espalda encorvada. No puedes pasar sin entrometerte.

¿Cómo reaccionarías? ¿Te enfadarías o te resignarías por ser una persona mayor?

Parece una tontería el hecho de poder irritarte o no por toparte con la anciana, pero no. Esa simple decisión puede influir en tu vida hasta el punto en que tengas más posibilidades de sufrir alzheimer, la temida enfermedad neuro-degenerativa.

No se trata de pseudo-ciencia, sino de un estudio la universidad de Yale y el Centro Nacional de Salud estadounidense. Tras numerosas pruebas, hallaron que las personas que se quejan de los mayores cuando les estorban en su día a día son más propensos a sufrir de alzheimer.

Lejos de la parte técnica, hay algo en que coinciden los investigadores: para combatir el alzheimer hemos de ser felices, tener vidas plenas y no sufrir de estrés. El cerebro se resiente si no es así, y hay que luchar por evitar esta enfermedad, que afecta al 13% de los ancianos en nuestro país.

¿Es posible combatir el alzheimer?

Desgraciadamente, el alzheimer no tiene cura. Aunque se avance mucho en ello, es una enfermedad que solo podemos frenar o retrasar, pero no existe un tratamiento que garantice la prevención total. La buena noticia es que es posible pelear contra esta enfermedad degenerativa y luchar para salir adelante.

¿Qué podemos hacer para prepararnos contra el alzheimer? Hay unas cuantas recomendaciones médicas que os explico a continuación y que os recomiendo a todas; son acciones positivas para todos en el día a día.

Vida social y alegrías

Lo hemos dicho antes: hay que ser feliz. Y, para ello, es importante reunirse con amigos y hacer algo juntos. Salir a pasear, sentarse a charlar, ver películas o comentar el último libro que has leído. Todo ello es muy positivo para poder frenar el avance del alzheimer.

La razón es que la actividad cerebral se revitaliza cuando estamos en compañía. Hasta quedar para tomar una copa puede ir bien, ¡pero sólo una!

Ejercita tu cerebro

El cerebro es también un músculo y hay que ejercitarlo. Esto es algo vital, así que es necesario ponerse manos a la obra y hacer de todo.

Prácticamente, todo lo que requiera concentración es positivo: aprender a tocar un instrumento musical, leer libros, estudiar idiomas o hacer crucigramas. Además, los nuevos hobbies nos dan nuevas ilusiones para seguir adelante y ser más felices.

Mens sana in corpore sano

Estar encerrado en casa no ayuda a nada. Hay que salir a caminar y, a ser posible, hacer deporte. Mantenerse activo minimiza el riesgo de toda demencia, y el alzheimer es una de ellas.

Somos lo que comemos

No está muy demostrado que la comida esté relacionada directamente con la posibilidad de sufrir la demencia o no. Sin embargo, se recomiendan las manzanas, las fresas, la zanahorias, los cítricos, el brócoli y la calabaza. También las uvas, los tomates, el pescado y las legumbres.

Y, ante todo: actitud

A veces lo inevitable se puede evitar con fuerza de voluntad. Por eso, lo importante es que le pongas actitud y sigas los consejos expuestos aquí arriba. Lo más triste del alzheimer es que, como toda demencia, hace infeliz a la persona afectada además de a sus seres queridos.

Ejercita el cerebro, trata de olvidar el estrés y los malos momentos y, también, trata de ser más tolerante. Todos estos aspectos hace que minimices los riesgos de tan terrible enfermedad. Como hemos dicho previamente, ser feliz es una de las maneras más efectivas para combatir el alzheimer.

Participa. Tu opinión puede ayudar a otras personas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada